Encaje Comestible

Encaje Comestible

¡Dos recetas fáciles!

Dentro de la pastelería creativa encontramos esta técnica que se utiliza para múltiples decoraciones.
En esta oportunidad, veremos dos formas de hacer encaje comestible casero, con unos simples pasos.

« Ver video en YouTub»

Receta 1

Ingredientes en gramos
  • 80 g de agua
  • 6 g de CMC
  • 14 g de almidón de maíz
  • 9 g de azúcar glass
  • 3 g de polvo de merengue
  • 9 g de glucosa
Ingredientes en tazas
  • ⅓ taza de agua
  • 1 cda de CMC
  • 2 cdas de almidón de maíz
  • 1 cda de azúcar glass
  • ½ cda de polvo de merengue
  • ½ cda de glucosa
 Preparación
  1. Colocar en un bowl el agua caliente junto con el CMC. Mezclar hasta disolver los grumos y dejar reposar tapado con papel film durante 12 horas.
  2. Pasado el tiempo, incorporar de a uno por vez el resto de los ingredientes en el siguiente orden: el almidón de maíz, el azúcar glass, el polvo de merengue y por último la glucosa.
  3. Paso siguiente agregar colorante en gel, si decides darle color al encaje.
  4. Dejar reposar por 30 minutos antes de utilizarlo.
  5. Extender con espátula sobre el molde y dejar secar.
  6. Puedes colocarlo en el horno por unos minutos para acelerar el proceso de secado.

Receta 2

Ingredientes en gramos
  • 50 de azúcar glass
  • 10 g de almidón de maíz
  • 10 g de gelatina sin sabor
  • 60 g de agua
Ingredientes en tazas
  • ⅓ taza de azúcar glass
  • 1 ½ cda de almidón de maíz
  • 1 ½ cda de gelatina sin sabor
  • ¼ taza de agua
 Preparación
  1. Colocar en un bowl el agua junto con el azúcar glass y el almidón de maíz, previamente tamizados. Revolver muy bien hasta lograr una mezcla homogénea y desintegrar todos los grumos.
  2. Agregar el colorante a elección y continuar revolviendo.
  3. Luego integrar la gelatina sin sabor y seguir mezclando la preparación.
  4. Llevar al microondas por lapsos de 30 segundos, retirar y revolver. Repetir hasta que se disuelva por completo la gelatina.
  5. Colocar en los moldes, retirar los excedentes y dejar secar de 24 a 48 horas dependiendo la humedad ambiente.
Conservar la mezcla en el refrigerador hasta por 4 días en un envase hermético.
Las puntillas ya secas puedes conservarlas en un folio al resguardo del aire hasta por un mes.