New York Cheesecake

New York Cheesecake

Si estás buscando la receta del New York cheesecake, haz una pausa y no busques más porque aquí te traigo la receta original. Su genuino sabor a queso y su clásica cubierta de mermelada de frutos rojos harán el contraste perfecto logrando un gran equilibrio de sabores.

¡No podrás parar de hacerla!

 

« Ver video en YouTube »

 

Rinde para 1 Cheesecake molde de 20 cm

Ingredientes en gramos

Base crocante
  • 200 g de galletas
  • 75 g de mantequilla
    Relleno
    • 600 g de queso crema estilo americano
    • 125 g de azúcar
    • 100 g de crema de leche
    • 85 g de huevo 
    • 20 g de fécula de maíz 
    • 8 g de esencia de vainilla
    • 4 g de ralladura de limón
    • 20 g de jugo de limón
      Compota de frutos rojos
      • 300 g de frutos rojos
      • 150 g de azúcar
      • 5 g de jugo de limón

       

          Ingredientes en tazas

          Base crocante
          • 1 paquete de galletas
          • ⅓ taza de mantequilla
            Relleno
            • 2 ½ tazas de queso crema estilo americano
            • 10 cdas de azúcar
            • ½ taza de crema de leche
            • 1 ½ de huevo 
            • 3 ½ cdas de fécula de maíz 
            • 2 cdtas de esencia de vainilla 
            • Ralladura de medio limón
            • Jugo de medio limón
            Compota de frutos rojos
            • 2 ¾ tazas de frutos rojos
            • ¾ taza de azúcar
            • ½ cda de jugo de limón

               

              Preparaciones

              Base crocante
              1. Comenzar por procesar las galletitas dulces hasta obtener las migas y reservar.
              2. Fundir en el microondas la mantequilla e incorporar al arenado. Mezclar por completo. 
              3. En un molde de 20 cm desmontable, con la base invertida y enmantecado, colocar un círculo de papel manteca y sobre él la mezcla de las galletitas. Compactar hasta lograr una base firme y reservar.
                                  Relleno
                                  1. En un bowl, introducir el queso crema junto con el azúcar y revolver.
                                  2. Luego, incorporar la ralladura, el jugo de limón, la esencia de vainilla y la fécula previamente tamizada. Mezclar hasta incorporar todos los ingredientes con la espátula.
                                  3. Seguido a esto, colocar  los huevos y mezclar luego de cada adición. Agregar la crema de leche y terminar por incorporar a la preparación.
                                  4. Una vez listo, volcar la crema de queso sobre la base de galletas y emparejar la superficie. Cubrir el molde con papel aluminio.
                                  5. Cocinar el cheesecake a baño maría en un horno precalentado a 140° C/ 284 °F por 90 minutos aproximadamentePara una cocción pareja recomiendo usar calor en la base del horno y con el ventilador activado.
                                  6. La preparación estará lista cuando los bordes estén firmes pero en el centro tenga un leve movimiento. 
                                  7. Dejar enfriar en el horno hasta que llegue a temperatura ambiente y luego refrigerar toda la noche cubierto con el mismo papel aluminio o papel film.
                                    Compota de frutos rojos
                                    1. Colocar los frutos rojos, a fuego medio, sobre una cacerola de fondo grueso  junto con el azúcar y el jugo de limón. 
                                    2. Cocinar  a fuego medio por unos 35 minutos aproximadamente hasta espesar o hasta que la preparación tome consistencia a una jalea o mermelada.
                                    3. Pasado el tiempo, puedes cubrir con la salsa de frutos secos, desmoldar y colocar hojas de menta para decorar.

                                      Tips: Debes recordar que al momento de la cocción, el agua que utilizas  para hacer el baño maría debe estar caliente, no debe hervir dentro del horno y tampoco debe evaporarse por completo. 
                                      También recuerda tapar el molde con papel aluminio, para que la superficie no se dore.
                                      No queremos lograr ese efecto. 
                                      Si tu queso es de una consistencia ligera, ten presente que el tiempo de cocción se puede prolongar por unos minutos más.